“En nuestras actividades es fundamental la relación de los proveedores y por ello seleccionamos los mejores colaboradores, capaces de garantizar calidad y sostenibilidad. ”

Para alcanzar este resultado, hemos desarrollado un proceso de calificación que muestra las capacidades técnicas y de organización de cada proveedor, y al mismo tiempo evalúa su solidez y honorabilidad; además, dentro del enfoque del Open Power, mantenemos abierto un canal de comunicación permanente con las empresas, compartimos las evaluaciones de sus prestaciones a través de la Valoración de Proveedores y colaboramos para mejorarlas durante el periodo de contrato.

Todo ello tiene lugar dentro de un proceso de compras bien definido, articulado y abierto a las características de cada proveedor. Para nosotros, las empresas con las que nos relacionamos son miembros de nuestro equipo con características y singularidades que enriquecen la cartera de soluciones a disposición de Enel, respetamos las singularidades locales y consideramos la diversidad y la innovación como valores añadidos.

Por ello, nuestro proceso decisional tiene que ser obligatoriamente transparente y compartido. Y por la misma razón, consideramos el respeto de los estándares éticos un valor imprescindible para iniciar y mantener una relación cliente - proveedor sólida.

Todos los días, empresas de distinto tipo se ponen en contacto con Enel: empresas emergentes y marcas consolidadas, laboratorios de investigación y agencias de comunicación, especialistas técnicos y tecnológicos o proveedores de servicios. La unidad Compras Globales es el primer punto de bienvenida, una responsabilidad que aceptamos con orgullo. Nuestro esfuerzo diario forma parte de un gran proyecto de apertura y mejora continua, porque nos sometemos a los mismos criterios de calidad y sostenibilidad que buscamos en quienes desean convertirse en un proveedor Enel.